18 de octubre de 2010

Zuiko 35-100 2.0

El Zuiko 35-100 ED 2.0 para formato 4/3 no es un objetivo cualquiera. Se trata de una verdadera joya de la óptica. Fabricado por Olympus, pertenece a la categoría Top Pro de objetivos ultraprofesionales de la casa. Se trata de un teleobjetivo de construcción semi-telecéntrica con sistema de zoom interno con mecanismo de flote, de construcción robusta, impermeabilizado, con un rango focal de 35 a 100 mm (70-200 en equivalente a película de 35 mm) y con un diafragma de 2.0 a 22, pudiendo mantener la abertura a 2.0 en todo el rango focal. Un auténtico caramelo.





El diafragma está formado por 9 palas. El cuerpo está fabricado íntegramente en metal negro mate con un acabado impecable y sellado con juntas tóricas para protegerlo del agua y el polvo. Los aros de enfique manual y zoom están cubiertos de goma agradable al tacto y son suaves al giro, especialmente el de enfoque. Este último gira 460º en sentido contrahorario mientras que el de zoom lo hace 60º en el sentido horario. El cuerpo del objetivo está marcado con las distancias focales 35, 50, 75 y 100 y la ventanilla de foco marca desde 1.4 metros al infinito.

Está constituido por 21 cristales agrupados en 18 grupos de elementos, uno de los cuales es una lente Super ED y cuatro ED de baja dispersión para corregir aberraciones cromáticas y otros problemas ópticos. Es un objetivo de una calidad extrema y nitidez soberbia, a cualquier distancia focal y cualquier abertura de diafragma. El precio es, por lo tanto, consecuente con la calidad obtenida, los resultados y la satisfacción que produce su uso. Según varios ensayos realizados por diversos laboratorios de pruebas como PopPhoto.com (16 de Diciembre de 2008) la nitidez y contraste de este objetivo el rendimiento óptico es asombroso, excelente a 35 y 100 mm y "doble excelente" (sic) a 75 mm. La distorsión analizada con DxO Analizer 2.0 demuestra que hay una distorsión ligera e imperceptible ("pincushion distortion") a 35, 75 y 10 mm del 0.04%, 0.06% y 0.08% repectivamente. También hay evidencias marginales de pérdida de luminosidad a 35 y 100 mm, pero ninguna a 75 mm. En el siguiente diagrama óptico se aprecia de color azul la lente Super ED y en verde las lentes ED:




El ángulo de visión varía con la distancia focal de 34º a 12º, para 35 mm y 100 mm respectívamente. Ahora mismo es mi objetivo favorito para uso polivalente ya que esta distancia focal me permite realizar tomas tan distintas como paisajes, retratos o fotografía urbana, con la tranquilidad que proporciona todo objetivo profesional resistente al agua y al polvo. El zoom es suave y el motor de enfoque, sin ser de última generación, es silencioso y rápido aunque sensiblemente más ruidoso que los SWD. El factor de ampliación es de 0.09x (0.18x en 35 mm), poco interesante para macro. Esto significa que a la focal de 35 mm el relación de ampliación o factor macro es de 1:22.8 y a 100 mm es 1:8.77 por lo que no se podría considerar un objetivo adecuado para esta finalidad.




Pesa 1.800 kg con el anillo del trípode, que son 150 g del peso total. El anillo se puede extraer aflojando la palomilla de sujeción. Pese a esto, es relativamente ligero y cómodo de llevar. Haciendo un poco de fuerza :-) se puede tirar perfectamente a pulso, además, con un cuerpo estabilizado como el de la E-3 en modo IS1 no hay trepidación alguna, entendiendo que se está disparando dentro del límite de nitidez para la focal utilizada y con los ajustes de exposición y sensibilidad adecuados:


Olympiaco cazado por PapaToni en el barrio Gótico de Barcelona (16/10/10)
Imagen tomada con un Zuiko 12-60 y una E-30. (12 mm 1/60 f:2.8 iso 400)



Hay que tener en cuenta, que el conjunto del objetivo y el cuerpo de la E-3 con grip HLD-4 gana un peso considerable, casi 3 kg. El uso de un monopié puede resultar una buena opción si bien, quiero insistir en que es perfectamente factible "cargar con el trasto" y tirar a pulso una jornada entera.


Por las calles de Barcelona frente al MACBA (16/10/10).
Original tomada por el amigo Victor con un fantástico Leica 50mm 1.4 para Olympus.


He mencionado antes el rango de diafragma de esta maravilla óptica. La extrema luminosidad de este objetivo hace que tenga un "bokeh" sublime, ideal para obtener un buen desenfoque del fondo en retratos y es excelente para fotografía nocturna. Tiene un foco super-selectivo, lo que nos permite jugar a nuestro antojo desenfocando el fondo o el primer plano u otro según nos convenga. Es un objetivo para divertirse con él. En le límite exterior del barril hay un anillo con cuatro botones para bloquear el autofoco distribuidos ergonómicamente para que sean accesibles desde cualquier posición, ya sea disparando en vertical u horizontal. También dispone de un dial selector que permite delimitar la distancia de enfoque del autofoco en tres posiciones, para enfoque cercano entre 1.4 y 3 metros, para enfoque lejano a partir de 3 metros y hasta el infinito y sin limitación. A fecha de Diciembre del 2008 estaba considerado el objetivo de su clase, en términos de rango focal y abertura, con el enfoque más rápido del momento y a día de hoy sigue siendo imbatible.


Comparativa de tamaño entre Zuiko 35-100 2.0 y el 50-200 2.8
(c) BrandonEu Photography

Zuiko 35-100 2.0 en el extremo izquierdo, 50 mm macro en el derecho.
(c) BrandonEu Photography


En la actualidad, este objetivo se puede encontrar de ocasión o segunda mano a precios que oscilan entorno a los 1.250€ y 1.600€ en el mercado nacional. Es un precio que resultará excesivo para un usuario normal o aficionado que empieza, pero que para un aficionado realmente serio con cierta experiencia, que se exija resultados y desea buenos materiales, resultará una inversión interesante. Sin embargo, su precio nuevo en los comercios españoles - entre 2.300 y 2.800€ - es prohibitivo para un fotógrafo que no sea profesional del sector y no lo necesite para vivir. En el siguiente diagrama se puede ver la evolución del precio de este objetivo en comercios ingleses (libras esterlinas) desde Noviembre del 2008:




El contenido del paquete incluye una práctica bolsa LCH-1326 de transporte, similar pero más grande que la del Zuiko 50-200 2.8, el manual de instrucciones, las tapas delantera y trasera (LC-77 y LR-1) y un fantástico parasol de pétalos LH-82 que está forrado por la cara interna de un material sintético parecido al terciopelo que supongo que sirve para absorber la luz y los reflejos con mayor eficacia. El parasol dispone, como el del 50-200 SWD, de una ventanilla que al abrirse permite acceder al filtro polarizador para su orientación, lo cual es una gran comodidad.




Sus dimensiones son considerables, 96.5 mm de diámetro por 213.5 mm de longitud, pero es cómodo. Además, su construcción semi-telecéntrica hace que el barril interno no alarge la longitud del cuerpo del objetivo al enfocar o variar la longitud focal. Una construcción bien pensada para que sea práctico y su uso confortable. No es el típico objetivo que lo dejas colgando y se te empieza a alargar el tubo para que nos entendamos. Tiene un diámetro de filtro de 77 mm y esto significa que es compatible con el sistema de filtros Cokin P y compatibles. Tengo un artículo sobre filtros y dónde adquirirlos a buen precio por internet que recomiendo echarle un vistazo por si os pudiera interesar.

A modo de conclusión diré que estoy encantado con este objetivo. Lo adquirí de ocasión en FotoCasanova, una tienda de Barcelona donde el trato siempre ha sido exquisito, con su correspondiente garantía de un año. Es un objetivo que para mi, me proporciona una gran satisfacción y es el complemento perfecto a un gran angular y un teleobjetivo de mayor focal de la misma calidad profesional.

Los pros:
  • Calidad óptica insuperable
  • Nitidez constante a cualquier focal y abertura de diafragma
  • Construcción robusta impermeabilizada
  • Único de su clase
  • Manejable y de uso agradable
  • Excelente para paisajes, tomas corrientes y retratos
  • Bokeh y desenfoques increibles
Los contras:
  • La calidad tiene un precio
  • Demasiado corto para naturaleza y deportes
  • Todo el mundo te para por la calle preguntando "¿quién se casa?", "¿eres de Salsa Rosa?" o "¿de que periódico eres?" Esto me da la risa :-)


Veredicto final según mi humilde saber y entender:

Estamos ante un objetivo sin igual, de un rendimiento y calidad óptica ultraprofesional, del que cabe destacar la soberbia nitidez de las imágenes que produce y un maravilloso desenfoque selectivo. Un objetivo que hace gala de la bien merecida reputación de los objetivos de la casa Zuiko, como sólo los nipones son capaces de hacer. En definitiva, un objetivo altamente recomendable, que no deja indiferente a quien lo prueba y que se podría considerar esencial para un profesional del retrato. Si tienes pasta y bíceps, vale la pena tenerlo.

2 comentarios:

Iñaki dijo...

Hola Raul
Soy un aficionado a la fotografía y todo mi equipo es Olympus.
Quiero felicitarte por tu magnífico artículo sobre el Zuiko 35-100mm f2.0.
Es el objetivo de mis sueños.
Espero encontrar alguno en el mercado de segunda mano.
Un saludo.
Iñaki
ierauskin1964@gmail.com

Raúl Campos Arribas dijo...

Muchas gracias Iñaki,

Es un gran objetivo, lo disfrutarás y no te defraudará :-)

Te recomiendo que visites FotoCasanova que ellos venden objetivos de ocasión y segunda mano, completamenmte limpiados y revisados Y con un año de garantía. También puedes tratar de encontrarlo en www.ftna.es y en "La Bodeguilla de 4/3" y "URO" de Flickr.com que siempre hay movimiento en el hilo de compra-venta. Mucha suerte!

Salu2,
Raúl

Internautas TV, televisión de la Asociación de Internautas.